Nro. Visitas: 12113
 
¿Quiénes somos?
 
 
¿Qué es TdH Suiza?  
 
¿Qué hace TdH Suiza?  
 
Contáctanos  
 
Galeria de fotos  
 
tdhsbolivia
  
¿Quiénes somos? Proyectos en Bolivia Documentación Tu apoyo Novedades

Hay indiferencia ante la violencia sexual comercial contra la niñez

El estudio “Violencia sexual comercial de niños, niñas y adolescentes en el trópico” puso en evidencia que la problemática existe en esa región del departamento de Cochabamba, aunque la población y las autoridades, en su mayoría, son indiferentes o tolerantes ante ella.

La investigación fue realizada por la Fundación Ayni, con el financiamiento de Terre des Hommes Suisse Bolivia, en los cinco municipios de la región, a fin de conocer las dimensiones sociales, culturales y económicas de la violencia sexual comercial. Otro objetivo fue analizar las condiciones de vida de las víctimas y plantear propuestas de solución.

Los resultados fueron socializados en talleres organizados entre diferentes sectores de la población, especialmente los vinculados a la temática.

El documento elaborado por las responsables señala que el personal de algunas entidades de la región coincide en que la problemática existe y que ha sido “naturalizada”; que hay poco avance institucional al respecto y que no se conoce ninguna investigación realizada sobre el tema.

Lo anterior significa que desde el punto de vista de una mayoría de las personas entrevistadas, la violencia sexual comercial contra niños, niñas y adolescentes no es un problema en el trópico; lo mismo piensan algunas autoridades vinculadas a la temática.

Tolerancia social
Durante el trabajo de campo que se realizó, no se encontró adolescentes en los lenocinios visitados; sin embargo, varias de las jóvenes entrevistadas que ejercen la prostitución indicaron que tenían 18 años, aunque esto no pudo ser confirmado.

Lo que se percibe, en general en el trópico, es una tolerancia social hacia la prostitución. “Es un mal necesario”, de lo contrario se incrementarían las violaciones, indicó un intendente municipal. Y eso es lo que se ha interiorizado en la población.

Lo anterior tiene que ver con “construcciones sociales violentas y machistas, donde la estructura patriarcal define ideas, concepciones y valores que tienden a la desvalorización de la mujer  como persona, reduciéndola a un objeto sexual; en cambio el rol de los varones responde  a las ideas de poder, dominio, agresividad y libertad sexual”, indica la investigación.

En el informe también se menciona “la inadecuada  educación de la sexualidad del hombre, que fortalece necesidades biológicas urgentes, apoyados por una permisividad social que propician en él varón conductas sexuales irresponsables.

“La adopción de valores ‘modernos’, mercantilistas, consumistas e individualistas que cosifican a las personas, reduciendo en este caso a las mujeres, niñas, niños y adolescentes en objetos sexuales que se pueden ‘comprar y vender’”, es otro argumento de las investigadoras.

Según las estadísticas obtenidas, al menos un 61% de padres y madres de familia, y autoridades de la región dice desconocer la existencia de una de las peores formas de explotación de la niñez y la adolescencia; mientras que un 64% de informantes reservados e integrantes de la comunidad educativa del lugar sabe que  se cometen abusos sexuales contra niñas y adolescentes.

Pocas denuncias
Por otro lado, las trabas burocráticas y el temor de involucrarse en un proceso impiden las denuncias de quienes conocen casos de explotación sexual. La consecuencia es la casi imposibilidad de imponer sanciones a los delincuentes.

Pero también está presente el descreimiento del sistema judicial, “porque algunas autoridades se prestan a encubrir la problemática” y el desconocimiento de las leyes.

La gente involucrada en las denuncias, incluidos los operadores y administradores de justicia, también observan como un obstáculo “la falta de dinero para llevar adelante los procesos judiciales”.

Necesidades y propuestas de solución
A partir de las entrevistas a jóvenes y adolescentes prostituidas, dueños de lenocinios, autoridades municipales y comunales, funcionarios de organizaciones de defensa de la niñez, personal de educación y padres y madres de familia, las investigadoras lograron cuantificar diferentes situaciones.

Por ejemplo, un 58% de las jóvenes consultadas tiene hijos y su única fuente de ingresos es la prostitución; todas, empero, desean dedicarse a otras actividades porque sienten el desprecio de la sociedad. Un 91% de las entrevistadas afirma ser soltera, lo que indica que hay muchas madres solteras.

Un 46% indica que ha llegado hasta la secundaria, 35% alcanzó el tercero de primaria, 13% llegó hasta el segundo de primaria y 6% es bachiller.

Contrastando el dato con las posibilidades para optar a un trabajo bien remunerado, se observa que un factor que determina su magra economía y la necesidad de optar por la prostitución es su grado de escolaridad. El 90% vive en los mismos lenocinios.

El 76% de las jóvenes es del interior, en especial del departamento de Santa Cruz, aunque muchas nacieron en el occidente del país. La mayoría fue atraída a los lenocinios por las mismas chicas que trabajan en ellos, por encargo de los propietarios.

Todas las jóvenes manifiestan que lo que les falta, por orden de importancia, son oportunidades de trabajo, orientación, guardería para sus hijos e hijas y buena atención médica. En cambio, quienes están involucrados en la temática creen que lo que se necesita son charlas y talleres dirigidos a los grupos familiares.

También consideran que es necesaria la intervención de las organizaciones sociales, de la comunidad y de la juventud para coadyuvar en la solución de la problemática.

 Página inicial
 Artículos recientes
 Programa radial
 Archivo
 Boletines
 Boletín 2016-2
 Boletín 2016-1
 Boletín 2015-2
 Anteriores
 Links importantes
 Facebook TDHS
 Mujeres Creando
 -Trabaj. del hogar
 AVE
 PROAGRO
 ASUR
 CEADL
 Otros links
 FITDH
 TdH Suiza-Ginebra
 TdH Holanda
 TdH Alemania
 TdH Suiza en Brasil
 Cosude
 
Edificio Continental, piso 6, of. 6D, calle Pedro Blanco # 1344 esq. avenida Santa Cruz (al lado de VIVA)
Teléfono: +591-4-4418772
Cochabamba - Bolivia
e-mail: contactos@tdhsbolivia.org, Web: www.tdhsbolivia.org